♣ Oportunidades inesperadas

Éstas dos últimas semanas han pasado rapidísimo, y es que después de dos años en el paro, por fin ha surgido la oportunidad de empezar a trabajar ¡por fin! La verdad es que aún casi ni me lo creo, he estado tan inmersa en criar a los peques que había dejado un poco de lado el tema de buscar trabajo, y de repente ¡toma ya!
Hemos tenido que buscar deprisa y corriendo una guardería para ellos, y gracias a dios hemos encontrado una estupenda, donde los dejo muy tranquila, porque sé que están bien atendidos, con una seño estupenda que de vez en cuando me manda whatsapp para decirme cómo van.
Begoña está encantada de la vida, cada vez que la recogemos está riéndose,feliz, eso se nota. Y Thiago igual, con su cara de pillo
cuando te ve llegar.
Y yo adaptándome al nuevo ritmo, pero muy feliz, me hacía falta, trabajar siempre me ha gustado, y encima en mi profesión totalmente vocacional, dos años ya era demasiado.
Ha pillado en el momento justo, los peques son aún pequeños, pero bueno, hemos pasado la "baja por maternidad", y es media jornada, así que tengo el resto del día para disfrutarlos.
Ahora sí que tendré poco tiempo para todo, pero bueno, nos organizaremos.
Un beso, y SED FELICES

4 comentarios:

  1. Felicidades por el nuevo trabajo!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Felicidades, Fátima. Me alegro muchísimo por ti.
    Es muy importante trabajar y poder realizarse además de ser madre, y si encima el horario te permite hacer ambas cosas y para remate es un trabajo en el que te sientes a gusto... es un lujo total.
    Mil enhorabuenas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel, estoy que no quepo en mi!

      Eliminar